Fotos de stock gratuitas de banca, caja, carro

Unas buenas prácticas de comercio electrónico no vienen determinadas por un único factor, lo habitual es que sean varios los que influyen en los buenos resultados.

La mayoría de los negocios cometen errores en la gestión digital, sus planes de acción derivan en limitaciones y terminan entorpeciendo el desarrollo de proyecto. Por ello es importante el autoanálisis o contar con retroalimentación del cliente para corregir errores que limitan los buenos resultados.

En este artículo te contaremos cuáles son las mejores prácticas e-commerce para alcanzar tus objetivos.

Las buenas prácticas de comercio electrónico marcan el camino al éxito

Establecer una estrategia con prácticas de comercio electrónico acertadas te permitan identificar obstáculos o barreras en el negocio, es clave para el éxito en Internet.

En el ecommerce -denominación del comercio en el mundo digital- se mide la efectividad mediante indicadores puntuales, por ejemplo: el tiempo y dinero. En vista de la diversificación y crecimiento de los negocios en Internet, han aparecido algunos estudios de las buenas prácticas

Por ello lo importante de conocer cuáles son en determinados factores, tales como los siguientes:

Tráfico idóneo

Una web del sector ecommerce sin clientes interesados, es como si no existiera. De nada sirve enfocarse en conseguir miles de visitas si ese tráfico no está segmentado. De forma que atraigas a potenciales clientes y no solo a curiosos.

Las principales formas de obtener visitas interesadas pueden ser:

  • Procesos SEO para adecuar la web para ser vista y encontrada por los buscadores.
  • Herramienta PPC para publicar anuncios dirigidos a un segmento de mercado específico y debidamente analizado.
  • Ofrecer contenido de valor para atrapar la atención de los visitantes.
  • Acciones offline como envío de notas de prensa, patrocinio, papelería o merchandising, buzoneo, anuncios, radio, etc.

El tráfico que llega a una tienda online debe ser cualificado, segmentado e interesado en la web; el uso de programas estadísticos y análisis de datos que estos generan es una buena práctica para valorar si el tráfico de la web es o no de calidad.

Posicionamiento

Estar entre los primeros puestos de buscadores se ha convertido, para responsables de tiendas online, en un objetivo prioritario.

En cualquier caso, las actividades de posicionamiento deben atender:

  • Elección acertada de palabras claves, mediante el análisis de los términos competitivos del sector.
  • La densidad y colocación de keywords, porque deben aparecer en sitios diversos de la web, textos, descripción e incluso en títulos de las imágenes.
  • Enlaces externos que apunten hacia nuestro espacio ecommerce, para aumentar indirectamente la popularidad.

Una buena práctica para el posicionamiento en el ecommerce pasa por un monitoreo minucioso de las tendencias de forma particular o a través de una empresa especializada en ello.

Marketing en buscadores

Para obtener tráfico idóneo, se suelen asignar a los anuncios una serie de palabras claves y pagar por cada clic en función de su coste.

Estrategia que, de hacerse por cuenta propia, debe considerar:

  • Elección concreta de palabras claves, para captar efectivamente a los potenciales clientes.
  • Anuncios directos y orientados, buscando evitar mensajes demasiado creativos, con titulares llamativos o singulares, pero alejados de los objetivos de la campaña.
  • Revisión de los resultados a través de cualquier programa estadístico.

El PPC o Pago por Clic es una de las técnicas más utilizadas para conseguir un posicionamiento rápido y eficaz en los buscadores.

Diseño y usabilidad

Como principal tarjeta de presentación y factor de conversión de clientes potenciales, la web debe contar con un diseño integral enfocado en la UX para el proceso de compra.

En líneas generales, las buenas prácticas en diseño y usabilidad son:

  • Proceso de compra en un solo paso
  • Evitar navegación en Javascript
  • Motor de búsqueda de productos integrado en la tienda online
  • Información actualizada de precio y producto
  • Ofertas, promociones y descuentos

Un diseño propio, creativo, amigable, intuitivo y sencillo, terminará facilitando al cliente una experiencia de compra acorde a sus expectativas.

Logística

Una buena práctica en el ecommerce debe también atender la gestión de los envíos y ofrecer de forma clara el coste de la mercancía.

El sitio web debe informar los tiempos, horarios de entrega y datos de la empresa que gestiona la mercancía. Como un extra, se suelen integrar sistemas de tracking para hacer un seguimiento del pedido más minucioso.

Atención al cliente

Se trata de algo crucial en cualquier negocio, sobre todo en Internet por la limitación del contacto físico y presencial en el proceso de compra.

Un canal de atención al cliente ideal pasa por cubrir los siguientes puntos:

  • Servicio multicanal para incluir teléfono, email, chat y todo medio que sirva de atención bien articulada.
  • Atención personalizada para ofrecer un trato cercano que afiance los procesos organización-cliente.
  • Rapidez y efectividad para dar respuestas de calidad que cubran con precisión los requerimientos. 

Atender quejas, reclamaciones o simplemente ayudar al cliente en cualquier problema durante la compra es básico en el sector del ecommerce.

Aspectos legales

Este es uno de los aspectos que más preocupan a los responsables de una tienda online y más confianza y seguridad transmiten a los clientes.

Aunque la legislación de cada país puede variar, las tiendas de ecommerce siempre deben cuidar formas como:

  • Facilitación de los datos empresariales
  • Tratamiento de los datos
  • Comunicación de los datos
  • Seguridad y privacidad de los datos
  • Condiciones generales del proceso de comercio

Una buena práctica consistirá entonces en la implantación adecuada de las normativas en el sitio web y el cumplimiento de las leyes que le apliquen en el sector.

Fidelización

Es un punto fundamental para un comercio, pues de este depende en gran medida que las ventas se mantengan en el tiempo.

Las formas de conseguir la fidelización en Internet han experimentado cambios y se han perfeccionado, siendo las más habituales:

  • Cupones de descuento sobre ciertos productos a forma de incentivos.
  • Boletines electrónicos para exponer productos que han comprado otros clientes, novedades, noticias u ofertas.
  • Encuestas de satisfacción para el análisis de la experiencia de compra de los clientes. 
  • Páginas de agradecimiento para cerrar el feed back de la interacción.

En Internet, la fidelización puede ser complicada porque el cliente puede cambiar de tienda rápidamente, además de poder comparar desde su casa los precios en cientos de comercios.

Prepararse para el ecommerce, un trabajo que no hay que descuidar

En la actualidad, las prácticas de comercio electrónico son determinantes para el manejo digital de cualquier negocio del sector. El crecimiento de ventas es directamente proporcional a este aspecto.

Se deben cubrir, de la mejor manera, todos los detalles posibles que encaminen a la consecución de las compras. Además, debes estar preparados para no fallar a los requerimientos que los clientes tengan.En Rebillestamos conscientes de ello, y es por eso que ofrecemos todo lo que se necesita para vender y gestionar suscripciones en América Latina. Una prestación de servicios que no te defraudará.